/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

      $0.50 USD  or more

     

lyrics

La noche que mataron a Robbie, Alana dormía en su estudio de la calle Pacheco de Melo. Mientras el irlandés daba sus últimos espasmos, su ex-novia se despertó con una curiosa sensación de alivio.
Los quince mil kilómetros, los doce años y el hijo que no tuvo no fueron lo que la había aliviado. Sin saberlo, Alana se sacaba de encima el peso de tener que pensar en Robbie.
Se habían conocido en las alturas, como le gustaba decir a Robbie. En un crack house en las afueras de Jersey City. En aquella época Alana decía estudiar arte y Robbie no hacía mas que meterse crystal meth. Tal vez por el hecho de haberse conocido en las alturas es que solo allí arriba se llevaran tan bien. Todo lo que Robbie hacía o decía le parecía gracioso y acertado. Inteligente, cuestionador, único. Robbie pensaba entonces que Alana era la mujer mas bonita del universo.
Los problemas comenzaron un tiempo después, en el valle. Robbie no era el mismo abajo. Se transformaba en un ser iracundo y violento. Andaba siempre buscando pleitos y llegaba a la casa siempre después de las cuatro. Alana se adaptó transformándose en un ser apático y sin voluntad. Era una adicta de tiempo completo.
Las clases de NYU fueron abandonadas por completo. Sus únicas materias eran el crack, la coca, el crystal y algunas drogas de diseño. Su familia nunca lo supo, pero los pinchazos marcados en su cuerpo no habían sido producto de los tratamientos para combatir su anemia crónica.
Robbie tomo entonces la determinación de que, para poder consumir más, debía dejar su apartamento en el Bronx y mudarse con Alana al East Village. Ella lo aceptó como se aceptan esos tristes designios de la fatalidad.
Durante esa primera época de la convivencia, ambos se encontraban solamente dentro de las nubes. Los depósitos del padre de Alana les bastaban para poder consumir y Robbie ni siquiera se preocupaba por buscar algún trabajo. Era mejor esconderse en su música y sus vicios. Salía hasta tarde y al volver la encontraba siempre durmiendo. Muchas noches Alana se despertaba sintiéndose ahogada. En mas de una ocasión en verdad pensó que Robbie la estaba acogotando.
La etapa de las nubes no pudo durar mucho. Una fría mañana de Febrero la puerta los despertó a eso de las diez. Era el padre de Alana que había viajado por negocios y se presentó en el departamento preocupado por el largo tiempo que había transcurrido desde la última vez que su hija les hablaba.
Al entrar lo vio todo en un instante. Las jeringas, las cucharas, la goma. La misma parafernalia de las películas en la sala de su hija única. Curiosamente no se sintió idiota o abusado. Mas bien se sintió indefenso y muerto de miedo. Desde la cama Robbie y Alana solo se quedaron observándolo con la indiferencia de los adictos.
Cayeron desde las alturas dos días mas tarde, mientras ambos aviones subían y ellos, irónicamente bajaban por primera vez en meses a la tierra.
Robbie no supo que hacer de vuelta en Dublín. Se dedicó a seguir buscando peleas, a vender coca y a consumir para no pensar. Alana se fue internada a una granja para adictos en el conurbano bonaerense.
Mientras se recuperaba, descubrió lo mucho que le gustaba la horticultura. Cultivar era lo único que le hacía olvidar a Robbie. Mientras se mantenía ocupada no pensaba en el triste destino de ese muchacho conflictuado al que de algún extraño modo había llegado a amar. Cuando si pensaba en el, lo imaginaba solo en Irlanda y le preocupaba su situación como si fuera su propio hijo.
La noche que mataron a Robbie, Alana se había acostado temprano para poder levantarse al día siguiente bien temprano a cosechar verduras. Robbie entró en el bar sabiendo que estaba cansado de esa vida sin sentido que llevaba desde hacía mas tiempo del que podía recordar. Nunca le había gustado la idea matarse. Prefería buscar peleas.
Cuando la botella se le incrustó en el cuello, Alana pudo por fin descansar.

credits

from Hombre Verde, released January 12, 2016

tags

license

all rights reserved

about

Gervasio Goris Miami, Florida

Gervasio Goris es un escritor y musico argentino. Estudio Economia y Ciencia Politica en la Universidad de Buenos Aires y tras graduarse en 1999 se dedico a escribir musica. En el 2003 tomo su velero y decidio subir navegando hasta Miami donde vive el resto de su familia. Hoy se dedica a escribir cuentos y novela sin abandonar jamas su pasion por las canciones. ... more

contact / help

Contact Gervasio Goris

Streaming and
Download help

Redeem code